Pages - Menu

Arata Isozaki. Una entrada oculta.



Nuestra primera entrada sobre una obra arquitectónica no trata de un gran edificio que intenta competir en el skyline de Barcelona. Al revés, hemos escogido una obra que nos invita a caminar hacia el subsuelo. Se trata de la entrada al CaixaForum diseñada por Arata Isozaki, un largo pasillo de escaleras (dicho de manera excesivamente simplificada) que nos conduce desde el pretérito modernismo de Josep Puig i Cadafalch hasta la nueva arquitectura de vanguardia.


1. Condicionantes previos.

Adquirido por Obra Social "La Caixa" en 1963, el edificio de la antigua fábrica Casaramona, diseñado por Josep Puig i Cadafalch y acabado de construir en 1911, se convirtió en la sede del espacio museístico y cultural del CaixaForum en Barcelona.

La Fàbrica Casaramona de Josep Puig i Cadafalch, seu actual de CaixaForum.
Por tal motivo se realizó una escrupulosa restauración de la fachada y ornamentos del edificio original, uno de los mejores ejemplos del modernismo industrial, y se adaptaron los antiguos talleres de la fábrica para su nueva función como salas de exposiciones. También se excavó por debajo del edificio hasta conseguir ganar unos 5.000 m2 para poder instalar el auditorio, la mediateca y zonas para almacén y servicios así como un amplio vestíbulo que acoge la entrada pricipal.
La ubicación de la entrada principal en un nivel subterráneo fue precisamente el inconveniente que se encargó resolver al arquitecto japonés Arata Isozaki.



2. En tránsito con Arata Isozaki. Luz, geometría y tempo.

Els Tetsuju (arbres de ferro) delimitant i protegint el punt d'entrada al reciente per les escales mecàniques.

Isozaki escapa de una posible tensión de su proyecto con la fábrica modernista minimizando al máximo la presencia de su entrada a pie de calle. Desde fuera, el patio de Isozaki es casi invisible para el paseante y sólo dos árboles de hierro (“Tetsuju”) coronados por una copa de cristal nos anuncian la entrada a un nuevo lugar. Funcionalmente, además, esos árboles protegen de las inclemencias del tiempo unas escaleras mecánicas que nos conducirán directamente al patio de entrada.

La mejor manera para contemplar el trabajo de Arata Isozaki es, sin embargo, bajar a pie por las escaleras. A medida que descendemos, el blanco cálcareo de paredes y suelo nos envuelve hasta extraernos completamente del exterior para conducirnos a un nuevo espacio. Si utilizamos las escaleras que dan a la calle Mèxic, daremos con una pequeña terraza desde la que se divisa el patio principal y luego cruzaremos, a nuestra izquierda, por una entrada rectangular abierta en la pared para continuar descendiendo a nuestra derecha por las escaleras. Este giro, funcionalmente innecesario, alarga el camino hacia nuestro destino y, por un momento, creemos haber entrado en un pequeño laberinto.

Baixant a peu, Isozaki alenteix el nostre descens desviant la baixada, incorporant miradors o col·locant "jardins secrets" que estimulen la curiositat i frenen els nostres passos.

También podemos bajar por las escaleras que dan a la calle de los Morabos, éstas nos conducen directamente a la planta inferior sin descansos con forma de terraza. Sin embargo, a medida que descendemos se aleja el ruido exterior y empezamos a escuchar el murmullo del agua. En mitad del descenso encontramos una nueva entrada rectangular abierta en la pared que da acceso a un nuevo habitáculo, acabamos de descubrir el Jardin Secreto, cuatro paredes blancas como el resto de la construcción vestidas sólo con el sonido del agua transparente que brota suave pero incesantemente en el suelo del recinto.

Tanto en una escalera como en otra, Isozaki nos invita a frenar el ritmo de nuestro descenso y detenernos para la contemplación. En cierta forma parece intentar pausar nuestros biorritmos preparándonos para lo que, en principio, venimos a hacer aquí y que no es otra cosa que contemplar tranquilamente obras de arte.

Des de el mirador que trobem a les escales que donen al carrer Mèxic podem veure el pati principal en tota la seva magnitud.

Finalmente llegamos al amplio y diáfano patio que antecede la entrada de las instalaciones de CaixaForum. Desde este punto podemos apreciar la auténtica magnitud y sentido volumétrico de este espacio escondido a los ojos de los transehúntes, un oasis de silencio rodeado de reflectante piedra cálcarea. Sentados aquí, buscamos similitudes con el Pabellón Barcelona diseñado por Mies van der Rohe (situado al otro lado de la avenida Francesc Ferrer i Guàrdia, frente a la Fàbrica Casaramona) para la Exposición Internacional de Barcelona de 1929. Isozaki comentó su interés por este edifició, ejemplo significativo del Movimiento Moderno, en el que destacan tanto el rigor geométrico como la precisión y gestión de la luz, valores que también podemos destacar en el trabajo de Irozaki que estamos contemplando.

El suelo del patio traspasa la pared de cristal que lo separa del interior del edificio creando una sensación de continuidad en el espacio. Entramos a la recepción utilizando una puerta circular giratoria también de cristal y, una vez dentro, olvidamos que estamos en una planta sótano gracias a la gran cantidad de luz que nos llega desde el exterior.




Por la noche, el espacio de Arata Isozaki se transfoma. La luz artificial tiñe de color y redimensiona los muros. Pequeños leds en el suelo parecen, en las zonas más sombrías, estrellas caídas del cielo. Desde el vestíbulo interior vemos como La Nube de Neón de Lucio Fontana se refleja en el cristal y parece flotar sobre el espacio. No perdaís la oportunidad de visitar CaixaForum cuando los días son cortos o aprovechando ocasiones como La Nit dels Museus (habitualmente a mediados de mayo).


Les escales ens transporten al subsòl a través d'un passadís sense ornaments. El blanc calcari ens envolta creant una sensació d'atemporalitat que ens imbueix un cert esperit classicista.

Al final de les escales descubrim un ampli pati amagat de l'exterior. Estem per sota del nivell del carrer en un silenciòs espai ple de llum reflectida per la pedra blanca de les seves parets i del seu terra.

Baixant, a la nostra esquerra, trobem l'entrada a un petit espai tancat on, al seu terra, l'aigua brolla discreta amb un suau remor. Aquest espai és el Jardí Secret.

La lluminositat i netedat de l'espai i els reflexes de l'aigua estimulen als fotògrafs dins del Jardí Secret.

Ja que esteu aquí, aprofiteu per visitar alguna de les exposicions que trobareu a la seu de CaixaForum. També podeu veure el mural Splat de l'artista nord-americà Sol LeWitt (esquerra) o el Núvol de neó de Lucio Fontana (dreta) que són instal·lats de forma permanent al vestíbul. Foto del mural Splat: © Ardfern



ARQUITECTE: Arata Isozaki (Oita, Japó- 1931)
TÍTOL: Accés al CaixaForum Barcelona.
DATA D'INAUGURACIÓ: 2002
LOCALITZACIÓ:   Av. de Francesc Ferrer i Guàrdia, 6-8.
COM ARRIBAR: Metro LI i LIII. Estació: Espanya.
WEB DE L'ARTISTA: ARATA ISOZAKI. Web oficial de l'arquitecte.



TROBAREU A PROP:

Pabelló Barcelona de Mies van der Rohe


Isozaki va posar la seva atenció en aquest singular edifici quan va dissenyar la seva entrada per CaixaForum. Aquest fantàstic exemple que ens introdueix en els principis fonamentals de l'arquitectura moderna va ser realitzat per a l'Exposició Internacional el 1929 i reconstruït fidelment el 1986 a la seva ubicació original.



 ARATA ISOZAKI. Página oficial de l'arquitecte japonès.
Aquí trobareu els seus treballs més representatius a tot el món.
 ADAPTACIÓ I CANVI D’ÚS DE L’EDIFICI CASARAMONA. PDF del projecte final de grau en enginyeria de Francesc Domingo i Sergi Señís
 FUNDACIÓ MIES VAN DER ROHE. Web de la Fundació on trobareu descripcions del pabelló axí com horaris i preus si teniu interés en visitar-lo.
 AGENDA D'ACTIVITATS A CAIXAFORUM. Si hem conseguit despertar el vostre interés, consulteu l'agenda de Caixaforum abans i aprofiteu el dia quan estigueu in situ